A Contracorriente


Chema Conesa

Ayuntamiento de Zaragoza y PHotoESPAÑA
La Lonja — Plaza del Pilar, s/n, 50003, Zaragoza  

  • Mar-sáb / Tue-Sat:
    10.00 - 14.00 h
    17.00 - 21.00 h
    Dom, fest / Sun&Hol:
    10.00 - 14.30 h

Gratis

Juana Biarnés (Terrasa, 1935) fue la mujer que se coló en el avión y en el hotel de los Beatles para conseguir una exclusiva histórica, la que fotografió a Jackie Kennedy, Louis Armstrong, Marisol, Yul Brynner, Dalí, Jack Lemmon, Orson Welles o Roman Polanski, la que retrató a un joven y desconocido Joan Manuel Serrat, la fotógrafa personal de Raphael, la que cubrió el rodaje de Primera plana de Billy Wilder, la gala de los Oscar, y así, mil historias más. Fue la primera mujer en practicar de forma profesional el fotoperiodismo, retratando gráfica y socialmente el final del franquismo y los inicios de una nueva democracia en una España aún encerrada en sí misma.

Se inmiscuyó en un mundo de hombres para conseguir unas imágenes que destilan proximidad y sinceridad, sin artificios innecesarios. Por no hablar de su persistencia en conseguir “la foto”, la imagen que sobresalía y debía explicarlo todo. Una tenacidad necesaria para alguien que nadó a contracorriente.

Biografía de Joana Biarnés.

Joana Biarnés (Terrasa, 1935) fue ha sido calificada como la primera fotógrafa catalana que adoptó la carrera profesional de reportera gráfica. Estudió en la Escuela de Periodismo y desde joven cubrió acontecimientos deportivos en un mundo marcadamente masculino.

En 1962 hizo un trabajo en Barcelona para el diario Pueblo. Al poco tiempo, el periódico le ofreció ir a Madrid a trabajar como fotógrafa y ella aceptó. Trabajó también en muchos grandes acontecimientos sociales de la época, como por ejemplo el concierto de los Beatles, en Barcelona, en 1965. Durante años ha sido la fotógrafa del cantante Raphael. Con la llegada de la democracia, el diario Pueblo cerró y Joana trabajó para varias agencias fotográficas: Sincropress, Heliopress, Contifoto y Cosmopress. Dejó el trabajo de prensa en 1985, en desacuerdo con el estilo amarillista que se había impuesto en la profesión.
share twitterfacebooklinkedinemailwhatsapp